Modelo integral de empoderamiento económico para mujeres indígenas

Hilo y Barro, Origen Artesanal

Surge en noviembre del 2014 con un proyecto presentado por el Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir (ILSB) a Fundación Banorte para desarrollar un “Modelo integral de empoderamiento económico para mujeres indígenas”, destinado a un grupo de 75 mujeres y 5 hombres de Capula (Morelia, Michoacán), Huehuetónoc (Tlacoachistlahuaca, Guerrero) y Tentic (San Andrés Larráinzar, Chiapas).

Con base en los ejes de interculturalidad, derechos humanos y sustentabilidad ambiental, el modelo busca fortalecer la autonomía económica de mujeres indígenas artesanas y potenciar su liderazgo. Al revalorizar el conocimiento tradicional de los pueblos indígenas y abonar al conocimiento sobre el cuidado del medio ambiente a nivel comunitario y desde su identidad indígena, el modelo optimiza sus medios de subsistencia, contribuyendo a su adaptación a las nuevas condiciones sociales y ambientales.

Este proyecto es innovador debido a su estructuración a través de cuatro elementos básicos que se sustentan en la perspectiva de género, derechos humanos e interculturalidad:

  • Conocimiento previo de los nichos de mercado y la situación de las mujeres artesanas en México.

  • Capacitación en la conservación y mejoramiento de técnicas artesanales tradicionales (llevadas a cabo por la organización Púrpura Pansa) e implementando alternativas ecológicas.

  • Impulso del liderazgo y promoción de una autonomía económica integral que toma en cuenta la doble carga de trabajo de las mujeres.

  • Acompañamiento a las mujeres artesanas para la implementación de su emprendimiento.

La idea central de Hilo y Barro, Origen Artesanal es que en el largo plazo pueda ser replicable en otras comunidades con las mismas necesidades y así crear poco a poco una red-modelo. Así también, abordar la problemática artesanal incorporando aspectos medioambientales asociados —como es la sobreexplotación de los recursos naturales y el uso de insumos químicos— que impactan la salud de las artesanas y el medio ambiente. Todo esto con el objetivo de lograr revertir el deterioro ambiental que afecta a numerosas comunidades artesanales.

GRUPOS

Organización conformada por 15 mujeres artesanas tsotsiles que habitan en la comunidad de Tentic (San Andrés Larrainzar, Chiapas) y aprendieron a tejer en telar de cintura cuando eran pequeñas instruidas por sus madres y abuelas.
Organización conformada por 50 mujeres artesanas amuzgas que habitan en la comunidad de Huehuetónoc (Tlacoachistlahuaca, Guerrero) y aprendieron a tejer en telar de cintura crear prendas de uso personal entre los 9 y 13 años.
Organización conformada por 10 mujeres y 5 hombres artesanos que habitan en Capula (Morelia, Michoacán) y aprendieron alfarería a través del conocimiento por generaciones.